Guatemala


En esta entrada quiero contaros mi experiencia en Guatemala y espero que no quede como la típica guía de viajes, para que vayáis a visitar este sorprendente y maravilloso país.


Lago Atitlán



Panajachel                                                              Mercado de la fruta



Todo empezó en el avión de ida hacia Guatemala donde conocimos a Lesbia, del grupo de teatro Las Poderosas y como estas mujeres increíbles y valientes de algo tan horrible, como los maltratos e intento de asesinato de una de ellas, hacen ahora teatro y cuentan sus vidas y experiencias.





Como Ana, la niña del mercado de Chichicastenango me esperaba para ofrecerme sus muñecas quitapenas, sus cajitas, sus cintas. Gracias por hacerme ese regalo, que ha sido el más especial y emotivo de mi vida, te llevo en el corazón y siempre seras muy especial para mi.




Ana




Mercado de Chichicastenango




Livingston, la curiosa ciudad afro-caribeña y su riquísimo ceviche de camarón, su plato de tapado, su fantástico hotel, sus maravillosas vistas y el viaje en barca hasta Siete Altares y Playa Blanca.


Livingston



Como me sorprendió Rió Dulce con esos maravillosos paisajes, que nunca había visto antes.

Rió Dulce




El increíble Parque Nacional de Tikal con sus templos y pirámides Mayas. Con los monos araña, los pizotes y esos monos aulladores que pusieron la banda sonora de nuestra visita, tan espectacular como impresionante y que nos acompaño en el Templo I, del Gran Jaguar.

Tikal






La bonita y colonial ciudad de Antigua Guatemala.

Antigua Guatemala




El Volcán Pacaya, que no pudimos ver su total belleza porque no estaba despejado, pero aun así mereció la pena.

Volcán Pacaya



Y la belleza del Lago Atitlán de origen volcánico, con sus pueblos y sus tres volcanes.

Lago Atitlán



Por este país, por sus gentes, que luchan por recuperar su identidad, su cultura, porque puedan tener unos gobernantes honestos y que velen por su pueblo. Por su rica cerveza Gallo, por su comida, su café, su chocolate, sus telas, su tierra. Mis mejores deseos para Guatemala.




Ojala un día los niños no tuvieran que trabajar ni pasar penurias, ojala los hombres dejen de querer apoderarse de lo del otro, extorsionando y masacrando, por un poder absurdo y unas guerras que no sirven para nada, solo para crear dolor, miedo y destrucción. Ojala nos dejaran vivir con dignidad y con un mínimo de felicidad. Solo vivimos una vez y es vergonzoso que el humano sea tan codicioso, envidioso, avaricioso y destructivo con sus semejantes. Porqué la vida y el planeta que tenemos es maravilloso y no puede haber fronteras entre los hombres y muchos menos la violencia entre hombres y mujeres, porque estamos condenados a entendernos y no podemos seguir así.
Porqué la esperanza, la felicidad, la cordura, la vida, el amor y la paz, llenen nuestros corazones y nuestra vidas.


Entradas populares