Casadielles asturianas



Vamos a preparar este rico postre típico asturiano relleno con una mezcla de nueces. Si lo queréis hacer aun más sencillo podéis utilizar una lamina de hojaldre, que encontrareis en cualquier supermercado. Con estas cantidades salen unas 11 casadielles.

Ingredientes para la masa:
  • 400 gr de harina de trigo
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 150 ml de vino blanco
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para el relleno:
  • 200 gr de nueces
  • 70 gr de azúcar
  • 4 cucharadas de anís
  • 4 cucharadas de agua

Para freírlas:
  • 1 cascara de naranja o de limón
  • 1 rama de canela
  • abundante aceite de oliva suave
Para servirlas:
  • azúcar para rebozarlas




  1. En una sartén vamos a aromatizar el aceite donde vamos a freír las casadielles. Ponemos a calentar abundante aceite y echamos la cascara de naranja o de limón y la rama de canela, calentamos a fuego medio unos 10 minutos, reservamos.
  2. Preparamos el relleno triturando con la batidora todos los ingredientes, reservamos.
  3. En un bol vamos a echar el aceite, el vino, la yema y la sal, lo batimos bien hasta conseguir una masa homogenea.
  4. Añadimos poco a poco la harina junto con la levadura hasta obtener una masa blanda y que no se pegue en las manos, para eso echaremos más o menos harina, la cantidad es aproximada. 
  5. Espolvoreamos la encimera con un poco de harina, extendemos la masa con un rodillo, doblamos la masa a la mitad y la volvemos a doblar, estiramos de nuevo y repetimos el mismo proceso un par de veces más. Estiramos la masa de nuevo hasta obtener un grosor de unos 2 cm aproximadamente.
  6. Cortamos en rectángulos la masa y ponemos en cada rectángulo una tira del relleno de nuez, lo doblamos y podemos mojar con los dedos las dos partes de la masa para que se sellen. Sellamos los extremos con un tenedor por ambos lados, para que al freírlos no se salga el relleno.




  1. Quitamos la rama de canela y la cascara de naranja o limón del aceite y lo ponemos a calentar de nuevo.
  2. Las freímos y para ello es importante que el aceite este caliente y poner primero la parte donde se juntan las dos partes de la masa, para que se sellen y luego freímos la otra parte.
  3. Una vez fritas las vamos a colocar sobre un papel absorbente durante unos minutos y después las vamos a rebozar en un plato en el que vamos a poner abundante azúcar.
Para que se conserven bien las podéis guardar en una caja metálica.

Que disfrutéis!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!



Entradas populares